Civil

¿Qué es la acción redhibitoria?

Acción redhibitoria

Los vicios ocultos son defectos graves, no visibles y preexistentes a la venta que puede tener un bien que se ha adquirido. Si tras la realización de una compraventa entre particulares, la cosa comprada posee algún defecto de este tipo, el comprador tendrá derecho a reclamar. 

Para ello, existen ciertas acciones que se pueden llevar a cabo. A continuación, nos centramos en qué consiste una de las posibilidades para reclamar por un vicio oculto: la acción redhibitoria.  

¿Cómo se puede hacer la reclamación de los vicios ocultos?

Existen varias opciones para reclamar vicios ocultos en una compraventa: la acción redhibitoria y la acción quanti minoris.

Ambas son perfectamente compatibles y están reguladas en el artículo 1486 del Código Civil:

En los casos de los dos artículos anteriores, el comprador podrá optar entre desistir del contrato, abonándosele los gastos que pagó, o rebajar una cantidad proporcional del precio, a juicio de peritos.

Si el vendedor conocía los vicios o defectos ocultos de la cosa vendida y no los manifestó al comprador, tendrá éste la misma opción y además se le indemnizará de los daños y perjuicios, si optare por la rescisión.

Artículo 1486 del Código Civil

Por lo tanto, la acción redhibitoria constituye una de las acciones existentes para el saneamiento de vicios ocultos y consiste en la posibilidad de que el comprador desista del contrato de compraventa.

Asimismo, el vendedor tendrá que pagar al comprador los gastos en los que haya incurrido.

¿Cuándo es posible acceder a la acción redhibitoria?

En primer lugar, es importante saber que las acciones redhibitorias poseen un plazo de prescripción de 6 meses desde el momento de la entrega de la cosa. Es decir, solo se podrán reclamar los vicios redhibitorios en los 6 meses posteriores a la firma del contrato.

Las acciones que emanan de lo dispuesto en los cinco artículos precedentes se extinguirán a los seis meses, contados desde la entrega de la cosa vendida.

Artículo 1490 del Código Civil

Además, solo será posible acceder a la redhibitoria a través de la Administración de Justicia.

Por último, cuando se puede demostrar que el vendedor actuó con dolo y conocía la existencia de los vicios ocultos antes de realizar la compraventa del bien, la acción redhibitoria irá acompañada de una indemnización por los daños y perjuicios que se hayan podido ocasionar.