Delitos, Penal

¿Cómo se castiga el delito de lesiones?

Delito de lesiones

El delito de lesiones consiste en causar un daño o un perjuicio, a través de cualquier medio, que perjudica la integridad corporal, la salud física o la salud mental de una persona.

Este hecho delictivo se encuentra recogido en los artículos 147 y siguientes del Código Penal. Se puede cometer este delito por dolo o por culpa (imprudencia grave).

Tipos y penas del delito de lesiones

Cuando el delito de lesiones se causa por dolo (por voluntad y con conocimiento) se pueden dar varios tipos que conllevan diferentes penas en función de la gravedad de la lesión:

Tipo básico

En este tipo se encuentran las lesiones que requieran un tratamiento médico o quirúrgico (incluidos los puntos de sutura) pero no se han producido a través de medios peligrosos.

Suponen una pena de prisión de 3 meses a 3 años o de multa de 6 a 12 meses.

Tipo atenuado

El delito leve para lesiones de menor gravedad se produce cuando la persona afectada solo requiera una primera asistencia facultativa y se castiga con pena de multa de 1 a 3 meses.

Solo será perseguible mediante denuncia de la persona afectada o su representante legal.

Tipo agravado o cualificado

El delito de lesiones podrá ser castigado con pena de prisión de 2 a 5 años dependiendo de la decisión del juez cuando se produzcan alguna de estas situaciones:

  1. Utilización de armas, instrumentos o métodos especialmente peligrosos.
  2. Ensañamiento o alevosía.
  3. La persona afectada es menor de 12 años, incapacitado, o bien una persona especialmente vulnerable y que reside con el autor del delito.
  4. Cuando la víctima es o ha sido la esposa del autor.

Tipo de lesiones muy graves

Pena de prisión de 6 a 12 años para los siguientes tipos de lesiones:

  • Pérdida o inutilidad de un órgano o un miembro principal o de un sentido.
  • Deformidad grave de alguna parte del cuerpo.
  • Impotencia o esterilidad.
  • Mutilación genital.
  • Grave enfermedad somática o psíquica.

Por otro lado, las lesiones que produzcan la pérdida de un órgano o un miembro no principal o las deformidades menos graves se castigarán con penas de prisión de 3 a 6 años.